G. Eric Nielson, Medical Malpractice Law Firm

Los peligros de los trasplantes de tejidos

Donantes de órganos: ¿Salvando vidas?
Las personas deciden ser donantes de órganos con la intención de salvar la vida de otra persona una vez que muera. Nadie piensa en la posibilidad de que su tejido no se desinfecte adecuadamente y que cause la muerte de la persona que tenía la necesidad de la ayuda.
Pero, lamentablemente, esta situación es una realidad.
Cada año, casi 1 millón de personas se someten a operaciones que utilizan tejidos de cadáveres donados. La mayoría de la veces, estas partes se tratan lo suficiente como para matar las bacterias y se mantienen a la temperatura fría necesaria para garantizar su conservación segura.
La mayoría de los trasplantes de tejidos se realizan perfectamente, pero hay momentos en que las cosas van mal y los resultados son trágicos.
Estos tipos de trasplantes de tejidos han salido en las noticias recientemente, después de haberse muerto varios señores sanos que se sometieron a una operación de rodilla sencilla. Se descubrió que el tejido contenía una bacteria que causó un dolor abdominal intenso, una fuerte caída en la presión arterial y shock séptico.
El papel de la FDA
La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por su siglas en inglés) es responsable de la seguridad de los tejidos y está al tanto de este tipo de problemas.
A cada paso en el proceso, desde las funerarias a los hospitales y consultorios médicos, en los que los pacientes recibieron diversos órganos y tejidos, la supervisión deficiente crea una situación peligrosa para la persona esperando el trasplante.
Pero cada año, parece que los funcionarios de salud encuentran un nuevo germen que se propaga a través del tejido. Y cada año, la FDA inspecciona una parte cada vez más pequeña de las empresas de distribución de tejidos. Otras veces, la administración inspecciona pero no da seguimiento adecuado.
Por ejemplo, en 2003 la FDA encontró que la empresa de Nueva Jersey Biomedical Tissue Services, no documentaba lo que hacía con el tejido que no era adecuado para el trasplante. Una vez que Biomedical Tissue Services envió una carta diciendo que había resuelto el problema, la FDA cerró el caso. Pero durante dos años más, miles de personas recibieron tejido inadecuado que posteriormente se utilizó en cirugías de trasplante.
En el otro extremo
En el otro extremo, el del receptor, los médicos tienden a saber poco sobre la historia de los tejidos que utilizan. Algunos hospitales los compran como compran otros recursos – evaluando el precio y disponibilidad. No a todos los pacientes se les dice que el tejido que están recibiendo es de un cadáver, ni se les da una opción de tratamiento alternativa.
Para aprender más acerca de cómo afectan su salud y bienestar los errores médicos, o si usted piensa que tiene un caso de negligencia médica en el área de Salt Lake City, por favor póngase en contacto con G. Eric Nielson & Associates hoy para programar su consulta gratuita.
Haga clic aquí para completar nuestro formulario de evaluación de su caso de lesiones personales.


Do you have a case?

Contact us

  • ADDRESS4790 Holladay Blvd, Salt Lake City, UT 84117
  • PHONE801-424-9088